La legendaria Harley-Davidson por fin confirmó que su moto eléctrica estará lista en 2019

Renovarse o morir. Un paso complicado para una marca de tanta tradición como Harley-Davidson, cuyas motos son sinónimo de motores rugiendo a gran velocidad bajo un estilo de vida aventurero y desenfadado. Pero los tiempos cambian, Harley lo sabe y lo entiende, por lo que es momento de dar vuelta a la página y apostar por los motores eléctricos con el objetivo de empezar a escribir un nuevo capítulo en su historia.

Este martes, durante los resultados financieros de la compañía, Harley mostró cifras no muy alentadoras de la venta de sus legendarias motos. Junto a esto, arrojó un poco de luz sobre los inversores al finalmente confirmar que su esperada moto eléctrica saldrá a más tardar en 18 meses, es decir, a mediados de 2019.

Project LiveWire fue sólo una probadita

En junio de 2014, Harley-Davidson sorprendía a todo el mundo con Project LiveWire, un prototipo de motocicleta eléctrica que serviría para mostrar el rumbo de la compañía durante la próxima década. Esta moto no fue muy bien recibida por los fans de la marca, quienes argumentaban que un vehículo de este tipo traicionaría los principios de Harley, pero la compañía sabía que era momento de empezar a experimentar.

Se fabricaron en total 36 de estas motos eléctricas para realizar una gira por todos los Estados Unidos, donde el objetivo era dejar que los motociclistas profesionales y amantes de la marca la probaran, tratando de demostrar que la esencia de Harley seguía estando ahí a pesar de no usar gasolina.

Los comentarios no cambiaron mucho pero Harley estaba decidida a dar el giro y apostar por los motores eléctricos. La compañía pronosticaba que su primera moto eléctrica comercial llegaría en 2016, pero el precio de las baterías hizo que cambiaran la estrategia y retrasaran la moto hasta algún momento de 2021.

2019: el año clave para Harley-Davidson

Ahora durante sus resultados financieros, Harley confirmó que cerrarán su planta de Kansas City, donde actualmente trabajan 800 personas. Toda la producción se concentrará en la fabrica de York, Pennsylvania, donde 450 de los 800 trabajadores de Kansas serán reubicados.

Lo anterior se debe a que 2017 fue un año complicado para la marca, donde sus ventas a nivel mundial disminuyeron en un 6,7% mientras que las ventas en Estados Unidos, su mercado más importante, cayeron en un 8,5% respecto a 2016.

Junto a esto, la compañía trató de mostrarse positiva y es ahí donde confirmaron que en 2019 veríamos finamente en el mercado la primera Harley-Davidson eléctrica, la cual sería la primera de una familia que apostará por los motores eléctricos y las baterías.

Harley no dio detalles de la moto, ya que estos llegarán más adelante en este año. Pero si nos basamos en lo que vimos con Project LiveWire, tendríamos dos modos de manejo, uno de potencia y uno económico, aceleración de 0 a 100 en menos de cuatro segundos, y se habla de una autonomía de al menos 250 kilómetros con una velocidad máxima de 300 km/h.

Se sabe que será un producto de lujo dirigido a un nicho muy especial del mercado, y aquí la clave será el precio, ya que la compañía no sólo quiere dirigirse a sus fans más arraigados, sino también captar nuevos usuarios de una nueva generación que cree en las cero emisiones y la energía renovable.

En defensa de los “compraventeros”

Por cada vehículo nuevo que se vende en Colombia se venden 4 vehículos usados, esta es una cifra importante que hay que tener en cuenta, para poder entender la realidad del sector automotriz colombiano. El mercado de los vehículos nuevos está manejado exclusivamente por los grandes concesionarios y representantes de marca, en cambio, en el mercado de vehículos usados la competencia es más álgida, ya que cualquiera puede hacerlo, el tema es saberlo hacer bien.

Los concesionarios también venden vehículos usados, pero sólo son un participante más dentro de esta gran torta de mercado. La mayoría del mercado de vehículos usados en el país está manejado por pequeñas empresas, empresas familiares, algunas unipersonales y la mayoría de menos de cinco empleados, mal llamados “compraventeros”, que se dedican a comerciar e intermediar en la compra y venta de vehículos usados, a asesorar y ayudar a que las negociaciones entre comprador y vendedor se realicen de una forma ágil y organizada. Este término, aunque en el fondo no está errado, ya que de hecho compran y después venden, se asocia con conceptos negativos y es despectiva hacia el oficio que desempeñamos como vendedores de vehículos usados.

Como lo manifiesta Diego Serna gerente de Servicamperos, “preferimos que nos llamen comerciantes de vehículos usados, es más largo pero suena mejor”, los comerciantes de vehículos
se han especializado en el oficio, se enfocan a asesorar y en brindar una buena atención al cliente, en garantizar vehículos en buen estado y en mantener un buen nombre y una imagen confiable, para que los clientes vuelvan a buscarlos para próximos negocios.

A la hora de comprar o vender su vehículo es muy importante que se asesore con un experto en el tema, busque un profesional que pueda orientarlo a tomar una buena decisión de compra, que
verifique el estado del vehículo, que le garantice que los papeles y procedencia del vehículo sea impecable y lo guíe en la tramitología legal del proceso. Negocie con una empresa constituida y  confiable, ya que después de años de estar en el negocio nos hemos organizado, hemos formado empresas y profesionalizado los procesos de compra y venta, tenemos departamento de trámites, archivos organizados, respaldo de entidades financieras y lo más importante un nombre que
cuidar. Si lo que quieres es vender tu vehículo con mayor razón, es común pensar que el proceso de venta se termina cuando te pagan el vehículo. La realidad es que ahí apenas empieza. El proceso de venta de un vehículo en Colombia tiene varios requisitos y una serie de pasos a seguir, que si no se
hacen correctamente pueden volverse un problema el día de mañana. Un carro rodando a su nombre es como un hijo en la calle, desde el punto de vista de la responsabilidad, por eso hay que asegurarse que el proceso de traspaso quede legalizado de manera apropiada, con todos los requisitos en regla. Por todas estas razones es que el oficio del comerciante de vehículos usados siempre será recomendable y necesario a la hora de comprar o vender tu vehículo usado.

Escrito por: Juan Felipe Cucalón

Página 1 de 5123...Última »